Dejar de pisar las aulas, dejar de tocarnos, meternos en casa, perderle el miedo a las pantallas, aliviar el sufrimiento a través de ellas, llegar a otros países, recibir cariños, mostrarnos vulnerables, llorar, sentir miedo.
 
Seguir hablando de cuerpos, placeres, amores, deseos, violencias y dificultades Cuestionar los límites impuestos, decir la verdad, permitir las rarezas.
 
Acompañarme de amistades, compañeras de trabajo y del equipo sexducacion para aliviar un sufrimiento nuevo, extraño, incierto.
 
Reorganizar el trabajo, innovar la web, ilusionarnos y agradecer estar viv@sNo puedo estar más que agradecida por poder continuar en estos tiempos difíciles. 
Seguimos trabajando en sexducacion, reorganizando la web y creando un espacio para cursos on line

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
¡Hola!