La sexualidad “es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de toda su vida” (OMS, 2006). En Sexología llamamos Hecho Sexual Humano a que nuestra existencia está atravesada por una cualidad biográfica que se vive a lo largo de todo el ciclo vital: somos seres sexuados.

La sexualidad tiene parte de biología, pero también está psicológica y socialmente construída. Este Hecho sexual humano es fuente de diferencias, y por tanto de riqueza y diversidad, en múltiples facetas de nuestra existencia: identidades, afectos, deseos, comunicación, relaciones, encuentros, placeres, reproducción, convivencia, salud, bienestar…

Desde una perspectiva sexológica la Educación sexual es la educación de los sexos y de sus interacciones tanto íntimas como sociales. La Educación Integral en Sexualidad (EIS), como la denomina la UNESCO, es un proceso de enseñanza y aprendizaje acerca de los aspectos cognitivos, emocionales, físicos y sociales de la sexualidad.

Educar en sexualidad consiste en promover conocimientos y valores, pero también prevenir dificultades y riesgos. El objetivo general de esta educación sexual es ayudar a mujeres, hombres y personas no binarias de todas las edades, a conocerse, aceptarse, amarse a sí mismos/as, expresar su sexualidad de manera satisfactoria y saludable, y relacionarse erótica y afectivamente para convivir (en lo íntimo y en lo social) con bienestar y buentrato.

AQUÍ PODÉIS DESCARGAR LA GUÍAGUÍA 75 LIBROS PARA HACER EDUCACIÓN SEXUAL. SEXDUCACION