Conozco a Lucía desde que nació, se aficionó ella solita al scooter y su madre y su padre la acompañaron en su afición. Lucía es un ejemplo de superación y libertad, un referente para otras chicas y también chicos que desean sobre todo divertirse y pasarlo bien  con este deporte.

Aquí os dejamos su testimonio: