“SEX O NO SEX” Acompañando la sexualidad durante la adolescencia

“SEX O NO SEX” Acompañando la sexualidad durante la adolescencia

 

SEX O NO SEX

En las últimas charlas sobre cómo acompañar la sexualidad de chicas y chicos durante la adolescencia, muchas familias agradecen la visión optimista y positiva que transmito de la gente joven. Frente a los discursos alarmistas sobre la juventud con frases del tipo: “hemos retrocedido 20 años” “hay mucho más machismo que antes” “vamos a peor”, mi experiencia impartiendo talleres a jóvenes desde el año 97 me dice justo lo contrario.

Eso no quiere decir que no me encuentre con situaciones de violencia, machismo y desigualdad en algunas relaciones jóvenes, ese tipo de relaciones existen, pero no son la mayoría.

SEX O NO SEX. sexducacion

Cierto es que las redes sociales y las tecnologías, han instaurado otros modos de comunicación entre la gente joven y a veces esta comunicación, se acompaña de violencia y control a través de la red. 

Cada día son más las familias interesadas en abordar estos temas en casa pero muchas veces no saben cómo empezar, qué han de contar y qué no, a qué edad han de comenzar… Muchas familias agradecen enormemente una orientación, unas pautas o una excusa para empezar a hablar de este tema con sus hijas e hijos. 

Suelo remarcar durante las charlas que lo más importante es la actitud, la disposición, la apertura, cómo me muestro ante mi hija y ante mi hijo, mi predisposición a hablar, a resolver dudas o simplemente a acompañarles en sus preguntas. No tengo que tener las respuesta, a veces se trata de escuchar para que te hablen y hablar para que te escuche.

En ocasiones esta predisposición está cargada de temores, vergüenza y miedo “a no hacerlo bien” por parte de las familias

Y es justo ese “pudor” a hablar de sexualidad el punto de partida para iniciar una conversación.

Si me da corte, me pongo roja o no sé por dónde empezar, quizás puedo comenzar hablando de mis temores, del pudor, del corte que siento abordando estos temas, puesto que también así animamos a nuestras hijas e hijos a hablar o a preguntarnos de la manera que puedan: sonrojándose, balbuceando o buscando las palabras para nombrarse. 

Pretender hablar de sexualidad de “forma natural y seria” como quien habla del tiempo, es a veces algo impostado que nos incomoda y que muchas veces consigue el efecto contrario.  

Si deseas continuar con esta conversación, te animo a que vengas a la próxima charla el jueves 19 de octubre a las 19h en Barcelona. Pincha aquí para más información. 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *