CONSULTORIO ON LINE. MASTURBACIÓN INFANTIL

CONSULTORIO ON LINE. MASTURBACIÓN INFANTIL

Mi hija de 3 años se roza con la silla en el colegio.

Su profesora nos ha citado para preguntarnos si este comportamiento lo tiene también en casa y qué hacer al respecto. En casa a veces se masturba con la silla pero no le hemos dado importancia.

Después de la llamada de la profesora sí nos preocupa su actitud y no sabemos cómo actuar. ¿Es normal este tipo de comportamientos en niñas tan pequeñas? ¿qué debemos hacer?  Nos gustaría saber vuestra opinión.

Es normal que las niñas y los niños comiencen a masturbarse a esas edades. No les pasa nada raro y es de lo más habitual. La forma de masturbarse de las criaturas pequeñas nada tiene que ver con la masturbación adulta. Cuando una niña o un niño se toca los genitales siente placer pero no hay atracción, ni deseo erótico, ni fantasía, ni orientación sexual.

Simplemente aprende a darse “gustito” y lo repite porque le gusta. Es importante que no miremos con ojos de personas adultas lo que hacen las criaturas. Tocarse no es una práctica negativa ni inapropiada para su edad; no hay que evitarla, ni prohibirla, tampoco hay que alentarla.

En lugar de reñirles, podemos explicarle que tocarse es normal pero que es una práctica íntima que no se hace en cualquier lugar. Por ejemplo les podemos decir que en el colegio se va a aprender, en el parque a jugar y que hay momentos para cada cosa. Es importante darles libertad para auto-explorarse sin recibir represalias por estar haciendo algo”malo” o “sucio”, así tendrán la oportunidad para ir descubriendo qué les gusta y qué no les gusta en relación al contacto corporal. Saber qué les gusta y qué no les gusta, cuándo quieren dar o recibir un beso y cuando no; les puede ayudar a reconocer y parar cualquier posible contacto no deseado.

Estar disponibles para escuchar y atender cualquier duda, tomarles en serio y crear un ambiente afectivo, es la base para cualquier tipo de aprendizaje, especialmente el aprendizaje de los afectos y la sexualidad. 


 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *