Cuentos que ayudan a prevenir los abusos sexuales en menores.

Cuentos que ayudan a prevenir los abusos sexuales en menores.

La semana pasada impartí una charla en el Colegio Jaume I en Barcelona sobre prevención de abusos sexuales en menores. Entre otras muchas cosas, se planteó si es posible prevenir los abusos sexuales.

Algunas de las cosas que compartimos tienen que ver con los mensajes que han de transmitir las familias a las hijas y a los hijos.

Aquí van algunos ejemplos:  

  • Los genitales sólo se los toca un@ mism@ o cuidadoras/es, madre, padre, o personal médico, salvo la excepción de juegos de autoexploración entre niñas y niños de edad similar. 
  • Son partes delicadas e íntimas y no se dejan tocar.
  • Cuando alguien os proponga alguna cosa que os haga sentir mal, cuéntanosla, no te vamos a reñir.
  • Si alguien te hace algo que no quieres, cuéntaselo a alguien de tu confianza. Esa persona sabrá proporcionarte protección y seguridad. 
  • El respeto a las personas mayores no es obediencia ciega.
  • Los juegos amorosos se dan entre personas de la misma edad y siempre que las dos personas quieran.
  • La sexualidad es algo íntimo ¡no algo sucio!
  • Una buena educación sexual es lo más efectivo para prevenir abusos sexuales en menores.

A continuación os recomendamos una serie de libros y vídeos interesantes que os abrirán puertas para iniciar 8 9una buena conversación sobre este tema en familia.

Kiko y la mano.

Por favor, di! 

Estela grita muy fuerte.

Ni un besito a la fuerza.

Ni una caricia a la fuerza.

Créeme.

Páralo.

 

 

 

2 Comentarios

  1. Qué interesante!
    A partir de qué edad recomiendas hablar de este tema? O no hay edad?
    Gracias!

    Responder
    • Hola Flavia,
      que las niñas y niños aprendan a que sus cuerpos y sus deseos sean respetados, se inicia desde que nacen, permitiéndoles expresar cuando quieren dar y beso y cuándo no, a quién sí y a quién no, cuando lo quieren recibir y cuando no les apetece…
      Los libros “Ni un besito a la fuerza” y “Ni una caricia a la fuerza” se pueden leer desde que tienen 2-3 años
      Podemos comenzar a hablar del abuso sexual a partir de los 4 o 5 años, sin nombrar “abuso sexual” específicamente pero sí es importante que explicarles que la vulva y el pene, sus partes íntimas o sus partes privadas, como las nombran en algunas familias, sólo se las toca cada una y cada uno, o la mamá, papá o la persona cuidadora cuando tiene que ayudarles para ir al WC, o en la consulta médica cuando van a revisión.
      Pero sobre todo lo importante es acompañar la sexualidad de nuestras hijas e hijos desde bien pequeños, teniendo en cuenta que la sexualidad es un aspecto fundamental en la vida de las niñas y niños que no podemos obviar, mirando para otro lado. Ignorar la sexualidad infantil, es el mejor caldo de cultivo para facilitar un posible abuso sexual.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *